Detalle de los inmuebles

Para interesar a los clientes no alcanza una descripción textual de una vivienda. En la era digital, la imagen reina y es por eso que cuantas más imágenes de una propiedad usted ofrezca, más interés despertará. Pero no se trata sólo del atractivo visual, una propiedad bien descripta visualmente le posibilita al potencial cliente sólo visitarla cuando está dentro de sus mejores opciones. Esta comodidad que usted ofrece será muy bien recibida por el público haciendo famosa a su página web y generando un gran tráfico hacia ella.

La capacidad audiovisual de una web es casi ilimitada cuando se trata de objetos de no demasiada duración (y afortunadamente eso es lo que se necesita). Veamos qué opciones existen y de qué manera trabajar con ellas. Recuerde que más importante que hacer las cosas es hacerlas bien: un recurso multimedia es verdaderamente útil pero sólo si se lo trabaja con cuidado y profesionalismo, de lo contrario generará una mala imagen.

Fotografía: comencemos con lo básico. Ofrecer fotos de las viviendas es algo indispensable. Cuantas más fotos usted incluya el usuario sentirá que conoce más afondo la propiedad. Claro que se puede optar por presentar sólo la fachada de la casa, pero si usted coloca la fachada, el fondo, dos o tres fotos de los interiores y alguna foto de detalle el interés del usuario será mucho mayor. No obstante, es INDISPENSABLE que las fotos sean de muy buena calidad. Quizá parezca exagerado, pero si se hiciera un estudio de mercado estamos seguros que éste revelaría que las propiedades que se ofrecen con buenas fotografías tienen un porcentaje impresionantemente mayor de consultas que las que se ofrecen con fotografías deficientes. Claro que lo ideal sería contratar a un fotógrafo profesional estable que todas las semanas tome fotografías de cada una de las viviendas que usted pone en oferta. El problema es que quizá muchas pequeñas empresas no puedan darse ese lujo. Para encontrar una solución más económica usted podrá comprar una buena cámara digital que lo ayude con las tomas (y si es posible un fotómetro, que es algo mucho más barato de lo que se podría imaginar) y luego dárselas a su diseñador para que las retoque con un software de tratamiento de imágenes. En última instancia, usted puede adquirir la cámara y el fotómetro y estudiar un poco en la web de qué manera lograr una buena toma. Lo indispensable es que los fotos sean de calidad: fotos fuera de foco, quemadas u oscuras, con gente pasando por delante o en las que se vea la propiedad de junto es mejor ni colocarlas en el sitio web dado que dan una terrible imagen y no atraen en absoluto a los potenciales clientes.

Videos: para quienes quieran dedicarse más a fondo a su sitio y hacer del una formidable herramienta de venta están disponibles los videos de recorrido. Usted deberá filmar la vivienda como si estuviera mostrándosela a un cliente que la fue a conocer. Estos videos de corta duración harán sentirse al usuario como si verdaderamente estuviera en la propiedad caminando junto a usted observando la casa.

También se podría hacer un recorrido interactivo aunque esto sería mucho más laborioso, muy difícil de hacer para todas las casas y el diseñador le cobraría un buen dinero por él. No obstante, ofrecerlo para sus propiedades de lujo no estaría nada mal. En estos videos el usuario no sólo VE el video de recorrido sino que lo controla, sube escaleras, dobla izquierda o derecha según su voluntad, observa los detalles, etc. Sabemos que es algo demasiado complejo por eso sólo le proponemos que lo considere para sus propiedades de lujo. Esta propuesta, entiéndase, no va sólo dirigida a ofrecer un servicio más para esas joyas que usted quiere vender sino que colocar un video de etas características en el home de su sitio (“home” es la página inicial a la que el usuario ingresa) le dará a su sitio y a su empresa una imagen extraordinaria de prosperidad, profesionalismo y atención al cliente.

Películas: finalmente, si usted quiere invertir un buen dinero en su sitio, podrá hacer una pequeña filmación de recorrido que sea descripta sonoramente por un locutor que le vende la casa al usuario. Éste es otro de los lujos que usted puede aplicar a su sitio para mejorar su imagen. Es una opción interesante porque si usted filma sus propios videos y contrata un locutor amateur o a un estudiante de locución no será demasiado costoso ofrecer esta posibilidad para varias viviendas.